Haz ejercicios de movilidad articular: Antes de empezar a calentar tus músculos, es importante asegurarse de que las articulaciones estén preparadas para el ejercicio. Puedes realizar movimientos suaves y lentos para calentar las articulaciones, como rotaciones de cuello, hombros y caderas. Realiza ejercicios ligeros, pero de movilidad de tu cuerpo completo: Una vez que hayas calentado las articulaciones, es importante empezar a aumentar la frecuencia cardíaca paulatinamente. Puedes hacer ejercicios cardiovasculares ligeros, como saltar la cuerda o hacer jumping jacks, durante unos 5-10 minutos para aumentar la circulación sanguínea y calentar los músculos. Estira los músculos principales que vas a utilizar: Por último, es importante estirar levemente los músculos principales que vas a utilizar durante el ejercicio. Estira suavemente cada músculo durante algunos segundos y repite 2-3 veces. Presta especial atención a los músculos de la espalda, los muslos, las pantorrillas y los hombros, ya que son áreas comunes donde se producen lesiones. Recuerda que el estiramiento debe ser suave y sin forzar el músculo. Siempre que tengas alguna duda con respecto a la salud de tu cuerpo, es importante que te dirijas a un profesional y aclares los detalles. ¡En MediMuv estaremos listos para responder todas tus dudas!

Haz ejercicios de movilidad articular: Antes de empezar a calentar tus músculos, es importante asegurarse de que las articulaciones estén preparadas para el ejercicio. Puedes realizar movimientos suaves y lentos para calentar las articulaciones, como rotaciones de cuello, hombros y caderas.

 

Realiza ejercicios ligeros, pero de movilidad de tu cuerpo completo: Una vez que hayas calentado las articulaciones, es importante empezar a aumentar la frecuencia cardíaca paulatinamente. Puedes hacer ejercicios cardiovasculares ligeros, como saltar la cuerda o hacer jumping jacks, durante unos 5-10 minutos para aumentar la circulación sanguínea y calentar los músculos.

 

Estira los músculos principales que vas a utilizar: Por último, es importante estirar levemente los músculos principales que vas a utilizar durante el ejercicio. Estira suavemente cada músculo durante algunos segundos y repite 2-3 veces. Presta especial atención a los músculos de la espalda, los muslos, las pantorrillas y los hombros, ya que son áreas comunes donde se producen lesiones. Recuerda que el estiramiento debe ser suave y sin forzar el músculo.

 

Siempre que tengas alguna duda con respecto a la salud de tu cuerpo, es importante que te dirijas a un profesional y aclares los detalles.

 

¡En MediMuv estaremos listos para responder todas tus dudas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 4 =

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?